corzo-abatidoEfectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Ponferrada identificaron a tres personas en la localidad de San Esteban de Valdueza en cuyo vehiculo, una vez identificados sus ocupantes, se encontró una cabeza de corzo macho recién cortada, así como el resto del cuerpo en el maletero del vehículo.

Según manifiestas agentes del SEPRONA, los tres individuos carecían de la autorización por escrito del coto de caza para el rececho llevado a cabo ese día, lo que supone una infracción administrativa al artículo 75 apartado 19 de la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León.

Esto motivó que las autoridades decomisaran un rifle de caza mayor, cabeza y cuerpo del animal, poniendo los hechos en conocimiento de la delegación Territorial de la Junta de Castilla y León.