Chaves es una de las ciudades portuguesas cercana a los españoles, teniendo en cuenta su proximidad con la provincia de Ourense, con la que hace frontera.
Vista del puente romano junto al  miliario de Trajano

Vista del puente romano junto al miliario de Trajano

 

Esta cercanía, y su encanto, propicia visitas continuas, principalmente para pasar un día de relax, disfrutar de su gastronomía, de sus amplios y cuidados parques, sus típicos bazares y, al mismo tiempo, de los monumentos y arquitectura que brinda la ciudad.
Largo de Arrabalde, en cuyo entorno hay vestigios romanos

Largo de Arrabalde, en cuyo entorno hay vestigios romanos

Su importante pasado romano, no en vano es conocida como la Aquae Flaviae,  y su presente termal (cuenta con termas públicas en las que brota el agua a 73 grados centígrados) hacen que sea una de las ciudades más visitadas de Portugal.
Dos turistas de Valdeorras, Victoria Blanco, y Carlos Mateo, posan sobre el río Támega de Chaves

Dos turistas de Valdeorras, Victoria Blanco, y Carlos Mateo, posan sobre el río Támega de Chaves

No obstante, en la actualidad, su famoso balneario y quiosco para las tomas de agua mineromedicial permanece cerrado al público. “Son aguas con propiedades curativas pero hay que tomarlas gradualmente, no se puede beber mucho, sino ir poco a poco aumentando su ingesta”, dice un vecino de la ciudad.
Puente romano de Trajano, emblema de la ciudad de Chaves

Puente romano de Trajano, emblema de la ciudad de Chaves

El próximo 1 de noviembre, día de Todos los Santos, recibirá la visita de numerosos españoles, y vecinos de la comarca de Valdeorras, que cada año escogen esta fecha para acercarse a la gran feria que se organiza la ciudad. Hay vecinos de esta zona que llevan desplazándose hasta la ciudad flaviense el mismo día durante hace más de 20 años.
Susana Prieto

Susana Prieto

Susana Prieto