• Begoña Vega Prieto reunió a 18 personas y el grupo está abierto a la inclusión de personas de toda la comarca de Valdeorras hasta el próximo 31 de octubre

Una vecina de Valencia do Sil (Vilamartín) de 33 años, Begoña Vega Prieto,  está promoviendo la formación de un Folión en el municipio, al que se pueden sumar personas de toda la comarca de Valdeorras, hasta el 31 de octubre. Hasta ahora, el llamamiento realizado por la joven cuenta con un resultado positivo  de 18 personas.  La idea surgió debido a sus raíces, ya que su padre es de Vilariño de Conso y su madre de Vidueira (Manzaneda), zonas  donde está muy arraigada la tradición del Folión de carnaval.

Begoña Vega Prieto

Begoña Vega Prieto

Begoña Vega Prieto explica que el Folión lo lleva en la sangre, “forma parte de mí,  hay que vivirlo. Es ante todo diversión. No hacen falta conocimientos  musicales, basta con sentirlo.  Es algo muy especial.  Yo lo vivo desde que empecé a anda. El sonido de los bombos produce una emoción y una magia inexplicable, difícil de describir. A mí me encanta”, dice.

Vega Prieto tendrá que “sacar un toque” para Vilamartín, es decir,  inventarlo ya que “cada localidad tiene el suyo propio. El toque  es un sonido típico que  identifica al Folión de cada pueblo”, añade. Además creará versos para cuando el nuevo Folión  acuda a visitar los pueblos del municipio.

Begoña Vega Prieto en Trives con su padre

Begoña Vega Prieto en Trives con su padre

Cada uno de los nuevos integrantes del nuevo Folión de Vilamartín tendrá que aportar su propio instrumento:  bombos, utensilios de labranza metálicas (como la “gadaña”), mazas… para poder dar vida ese sonido atronador que  caracteriza al Folión.

Begoña Vega  cuenta que el bombo típico del Folión   “se suele realizar de forma artesana, con madera que se meter en un tubo de hormigón para que coja forma;  piel, tensores o cuerdas. Conozco una persona que los hace y nos puede salir más económicos pues no contamos con ninguna subvención. El precio medio es de unos  400 euros”.

Begoña Vega en un grupo de Folión

Begoña Vega en un grupo de Folión

Afirma que  hay que tocar con fuerza los bombos y que por ello “muchas veces  nos llegan a sangrar los dedos. Pero esto es algo normal cuando se toca bien pues acaban rozando los dedos con la piel del instrumento”

Esta apasionada del Folión señala que “a partir del 31 de octubre cerraremos ya el grupo puesto que la idea es empezar cuanto antes, hacernos con los instrumentos y ensayar  para intentar salir el próximo carnaval. Exige tiempo, constancia y ensayos, pero lo importante es comenzar”.

Y es que  cada Folión es único,  pero el nexo está en su ritmo, elegancia, porte y sonido.

Begoña Vega Prieto en un Folión

Begoña Vega Prieto en un Folión