• Los objetivos son concienciar de la importancia de respetar los límites para reducir la siniestralidad en las carreteras
Control de velocidad de Tráfico de Ourense

Control de velocidad de Tráfico de Ourense

 

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense realizará la próxima semana, concretamente del 18 al 24 de abril, una campaña especial de control de la velocidad, dentro del calendario establecido por la Dirección General de Tráfico (DGT), con los objetivos de conocer el grado de cumplimiento de los límites de velocidad por parte de los conductores, divulgar la importancia del respeto a los citados límites y tratar de reducir, en caso de accidente, las consecuencias que tienen los excesos de velocidad.

La vigilancia de la velocidad por parte de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se incardina en los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial adoptada por la Dirección General de Tráfico (DGT) para el decenio 2011-2020, como una de las prioridades orientadas a la reducción de la siniestralidad en las carreteras, especialmente en las vías convencionales o secundarias, teniendo en cuenta que los excesos de velocidad incrementan el riesgo de sufrir accidentes y, además, inciden directamente en la mortalidad y gravedad de las lesiones sufridas, según apunta la Guardia Civil de Tráfico.

La actividad de control de la velocidad, sin perjuicio de las campañas especiales establecidas anualmente por la DGT, se desarrollará durante las 24 horas del día, en especial en aquellos tramos y puntos de la carretera que por sus peculiares características llevan implícito un riesgo  de accidentes o bien que sean propensas para cometer este tipo de infracciones, “apelando a los conductores para que tomen conciencia de la importancia de respetar las limitaciones de velocidad  en aras a mejorar su propia seguridad y la de la circulación en general”, apuntan desde Tráfico.

La Guardia Civil recuerda que el pasado mes de febrero detuvo y puso a disposición judicial a dos conductores como potenciales autores de sendos delitos contra la seguridad vial. Uno de ellos circulaba a 172 kilómetros hora en la carretera N-540, a su paso por Pitón (A Peroxa), y en un tramo limitado a 60 kilómetros hora. Y el otro conductor fue detectado en la A-52, en las proximidades de Allariz, a 235 kilómetros hora estando en ese tramo limitada la velocidad a 120 kilómetros hora.

La Guardia Civil de Tráfico recuerda que este tipo de delitos se encuentran recogidos en el artículo 379 del Código Penal  pueden ser castigados, alternativamente, con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo de entre 1 y 4 años.

Uno de los controles de Tráfico de Ourense llevado a cabo en Valdeorras

Uno de los controles de Tráfico de Ourense llevado a cabo en Valdeorras