• La Guardia Civil realizará nuevos test durante estas fechas navideñas para prevenir accidentes

 

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense ha realizado balance de los controles realizados para la prevención de accidentes. Así, desde el inicio de este año se han realizado test selectivos de drogas, concretamente 2.277 pruebas de drogas a conductores que, habiendo dado negativo en las de alcoholemia, sí presentaban signos externos de haber ingerido alguna otra sustancia. De estas pruebas, 876 resultaron positivas.

El mayor tipo de sustancia detectada ha sido el cannabis, seguido de la cocaína, pero también se dan frecuentes positivos en anfetaminas y opioides e, incluso, muchos conductores han dado positivo en más de una sustancia en la misma prueba.

Las pruebas de alcohol y drogas se han realizado tanto en horario nocturno, como en horas diurnas, con el fin de que los controles fueran disuasorios de ingestión de bebidas alcohólicas o drogas.

Además, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense informa de que realizará controles estas fiestas navideñas con el fin de ayudar a prevenir accidentes. Durante las habituales y típicas comidas propias de esta época del año, como es habitual, los agentes seguirán intensificando los controles de alcohol y drogas en todo tipo de carreteras a todos los conductores, con el objetivo de disuadirlos de conducir cuando las hayan consumido.

Como ya se ha comentado en anteriores ocasiones, desde el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, se quiere crear una mayor concienciación de que no solamente el alcohol y la conducción es un binomio peligroso, sino que también las drogas y la conducción son en muchas ocasiones sinónimo de muerte.

Tráfico recuerda que está demostrada la relación entre consumo de alcohol o drogas, incluso en bajas concentraciones y la reducción de la capacidad de conducción que se refleja en el deterioro de la atención, de las funciones visual y auditiva, perturbaciones en el campo perceptivo, cansancio, somnolencia o fatiga muscular y los accidentes de circulación, por lo que estos días, en los que las fiestas y reuniones familiares son algo frecuente, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, transmite a los conductores que uno de los objetivos primordiales de su labor es procurar que ningún conductor que se vea mermado en sus facultades para conducir pueda hacerlo. Y en este sentido, destaca Tráfico,  es importante la colaboración de los familiares y amigos que alertándonos impida que esta persona se ponga al volante.

La Guardia Civil de Tráfico recuerda  también que la sanción por conducir con drogas en el organismo es de 1.000 euros y 6 puntos menos en el carnet, y con alcohol de 500 euros y 6 puntos, pudiendo llegar a ser delito dependiendo de la sintomatología o si se ve involucrado en un accidente, en cuyo caso las penas son mayores.