• La Xunta movilizará 50 millones de euros en el impulso a la eficiencia energética y a la utilización de la biomasa y de las energías renovables
  • La Consellería de Economía, Empleo e Industria concede, a través de cuatro convocatorias públicas, 13,5 millones de euros para más de 1.800 proyectos presentados por familias, instituciones públicas, empresas y entidades sin ánimo de lucro
  • Estas ayudas autonómicas permitirán la ejecución de iniciativas que reducirán el consumo energético y las emisiones de CO2 en más de 30.000 toneladas al año, al tiempo que contribuirá a un ahorro anual de 8,5 millones
  • El director general de Energía y Minas indica que más de 7 millones de euros, repartidos entre 1.100 ayudas concedidas, se dirigen al fomento de la biomasa, lo que permitirá disminuir el uso de gasóleo en 6,33 millones de litros cada año
  • Bernardo Tahoces destaca que el programa de mejora de la eficiencia energética contribuye a la renovación de instalaciones y a la elaboración de auditorías para reducir el consumo de energías convencionales
  • Las ayudas para renovables se dirigen a particulares, pymes y administraciones locales, que desarrollarán un total de 195 iniciativas para impulsar el uso de la geotermia, aerotermia y solar térmica

image_gallery (3)

 

La Consellería de Economía, Empleo e Industria renueva su impulso a la eficiencia energética en la industria y los servicios, así como su apuesta por la utilización de las energías renovables en el ámbito rural y de la biomasa en empresas, administraciones públicas y viviendas. En total, la Xunta concede ayudas a más de 1.800 proyectos, con un importe global de 13,5 millones de euros, lo que permitirá movilizar 50 millones. El director general de Energía y Minas, Ángel Bernardo Tahoces, también destacó que la resolución de estas convocatorias públicas permitirá a los beneficiarios un ahorro estimado de 8,5 millones al año y reducir en más de 30.000 toneladas anuales las emisiones de CO2.

La Xunta, a través del Inega, viene de resolver estas cuatro convocatorias de ayudas que tienen como objetivo impulsar el uso de energías limpias y un mejor aprovechamiento de los recursos energéticos. En concreto, se trata de una convocatoria para promover la eficiencia energética entre empresas y autónomos, una segunda para el uso de energías renovables entre familias y pymes, sobre todo en el ámbito rural; y dos más para proyectos de biomasa en empresas, administraciones públicas y entidades sin ánimo de lucro por un lado, y para los que ejecutarán particulares en sus viviendas por otro.

El director general de Energía y Minas indicó que el mayor número de expedientes que obtuvieron ayudas es lo que está referido al fomento de la biomasa. En este caso, la Consellería de Economía, Empleo e Industria concede apoyos económicos por valor de más de 7 millones de euros para la ejecución de 1.375 proyectos. En concreto, a través de fondos europeos, más de 4 millones de euros se dirigen a 264 propuestas presentadas por administraciones públicas, empresas y entidades sin ánimo de lucro; mientras que 3 millones más serán para el desarrollo de 1.111 iniciativas programadas por particulares para la utilización de esta fuente de energía renovable, de las cuales 714 corresponden a la instalación de calderas.

En este sentido, Bernardo Tahoces señaló que esta tercera convocatoria de inversiones para la biomasa permite dar continuidad al trabajo realizado durante los años 2014 y 2015, cuando las ayudas concedidas contribuyeron a la instalación de 2.000 calderas de biomasa.

Encuadradas en el desarrollo de la Estrategia Integral de Impulso de la Biomasa, las ayudas para estas dos convocatorias permitirán reducir los costes energéticos de familias, empresas y administraciones en alrededor de 2,53 millones de euros al año; mejorar la calidad de vida de la sociedad; disminuir al año las emisiones de CO2 en 19.100 toneladas y el uso de gasóleo en 6,33 millones de litros; y crear empleo de calidad, movilizando más de 15 millones de euros al amparo de estas ayudas a la biomasa.

Energías renovables

La tercera orden de ayudas corresponde a proyectos dinamizadores que se desarrollarán en las áreas rurales de Galicia y que permitirán la instalación de equipaciones de energías renovables, en concreto, de geotermia, aerotermia y solar térmica. En total, son 195 proyectos, que serán desenvueltos por 168 familias, 15 pymes y 12 administraciones locales, y que recibirán ayudas por un valor total de 1,17 millones de euros. En concreto, la inversión concedida por el Inega contribuirá a ejecutar 82 iniciativas de aerotermia, 79 de geotermia y 34 de solar térmica.

La cuantía de las ayudas oscila entre el 40% y el 75%, con un máximo de 50.000 euros para proyectos relacionados con la geotermia y de 20.000 para la aerotermia y la solar térmica. Las actuaciones se enmarcan dentro del Plan de Ahorro y Eficiencia Energético de la Xunta que tiene como prioridades fomentar la implantación de equipos de última generación; reducir la factura energética de las familias, que puede llegar hasta el 70% en el caso de la geotermia y la aerotermia; y disminuir el consumo de energías convencionales.

El director general de Energía y Minas también destacó que con estas ayudas se generarán 50 puestos de trabajo y se movilizarán 5 millones de euros, ahorrando a los beneficiarios 243.000 euros al año en abastecimiento energético y reduciendo las emisiones de CO2 en 706 toneladas anuales.

El director general de Energía y Minas destacó que, entre las convocatorias a la biomasa y a las energías renovables, las ayudas concedidas, por valor de 4 millones de euros, permiten a 1.279 familias (1.111 para biomasa y 168 para energías renovables) mejorar la calificación energética de sus hogares.

Eficiencia energética

La cuarta orden de ayudas concedidas corresponde a la resolución de la convocatoria para lo programa de eficiencia energética, dirigida a empresas y autónomos. Es la que aporta más fondos, con 5,3 millones de euros para la ejecución de 231 proyectos. La mayoría de las iniciativas (208) se centran en la instalación y renovación de equipos que permiten el ahorro y mejor aprovechamiento de los recursos energéticos. En esta orden, además, se incluyen 19 ayudas para elaboración de auditorías energéticas que evalúen el proceso productivo en los centros de trabajo y propongan medidas de reducción del consumo; otras dos para el relevo de vehículos a gasóleo o la gasolina por otros que empleen energías limpias como gas natural, GLP o hidrógeno; y dos más para la implantación de sistemas de gestión energética certificados conforme a la norma ESO 50.001.

Las ayudas permiten sufragar hasta el 30% del coste del proyecto, con un máximo de 200.000 euros por iniciativa, un porcentaje que alcanza el 40% en los casos en los que los beneficiarios sean las pequeñas y medianas empresas.

Bernardo Tahoces indicó que este programa de ayudas favorece el impulso de la competividad en la industria y el sector servicios, dentro de la línea fijada en la Agenda de la Competitividad Galicia-Industria 4.0. De hecho, la previsión es que con esta nueva convocatoria se movilicen 30 millones de euros; que las emisiones de CO2 desciendan en 10.400 toneladas al año, ahorrando a las empresas 5,8 millones de euros al año en el abastecimiento energético; y que se creen cerca de 250 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.