• La Xunta publicó ayer en el DOG ayudas por 5 millones para colaborar con los ayuntamientos en la eficiencia energética y el impulso del emprendimiento
  • La Consellería de Economía, Empleo e Industria destina 3,5 millones a un programa para la renovación de iluminación pública exterior e interior y de calefacción de los edificios municipales que permitirá a más de 70 ayuntamientos ahorrar 8 millones de euros
  • Las actuaciones permitirán reducir hasta en un 50% la factura eléctrica de las instalaciones beneficiadas, contribuyendo a la mejora de la situación económica de los ayuntamientos
  • Pone en marcha también más de 1,4 millones en ayudas para promover nuevas iniciativas comerciales en el rural con apoyos para más de una veintena de Espacios Activos tanto en las plazas de abastos como en otro tipo de instalaciones

 

logo_DOGLa Consellería de Economía, Empleo e Industria viene de publicar ayer en el Diario Oficial de Galicia (DOG) dos líneas de ayudas de cerca de 5 millones de euros para apoyar a los ayuntamientos gallegos tanto en la mejora de la eficiencia energética, como la dinamización de la economía en el rural impulsando el emprendimiento.

De una banda, en la búsqueda de medidas de ahorro y eficiencia energética a nivel local, se activa una nueva convocatoria para la renovación de iluminación pública exterior. En esta edición, la orden, con un presupuesto de 3,5 millones de euros, se amplía también a la renovación de las instalaciones de iluminación interior y de calefacción de los edificios municipales. El objetivo es beneficiar en 2016 a más de 70 municipios gallegos, que conseguirán un ahorro económico conjunto de 8 millones de euros durante los diez primeros años de vida útil de los equipos, el equivalente al consumo anual de unas 1.350 familias.

Esta iniciativa del Gobierno gallego acercará apoyos del 75% de la inversión a realizar. En concreto, 2,5 millones se dedicarán a la mejora de las instalaciones de iluminación exterior y 1 millón a la mejora de la iluminación interior y de las instalaciones de calefacción de los edificios municipales. Los interesados cuentan con un mes de plazo, a partir de mañana, para presentar sus solicitudes.

Las actuaciones a llevar a cabo se centran en la mejora de la iluminación pública exterior, campo que supone, de promedio, el 70% del consumo eléctrico de un municipio, además de buscar la mejora de las instalaciones energéticas de los edificios públicos. Con estas línea de ayuda, el Gobierno gallego sigue apostando por el ahorro y la eficiencia energética municipal, así como por el fomento de la utilización de fuentes renovables. Este esfuerzo se complementa con el asesoramiento energético de carácter multidisciplinar que el Inega les presta a los ayuntamientos.

Espacios Activos
Por otro lado, el DOG publica hoy un nuevo programa de ayudas, dotado con más de 1,4 millones de euros, con el que la Consellería de Economía, Empleo e Industria apoyará a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes en la puesta en marcha de Espacios Activos de emprendimiento comercial en el rural, que podrán estar localizados tanto en plazas de abastos como en otro tipo de instalaciones.

Mediante esta pionera iniciativa, de la que se podrán beneficiar más de una veintena de ayuntamientos, se concederán ayudas de hasta 70.000 euros y el 70% de la inversión a realizar para habilitar áreas en las que los emprendedores puedan ejercer su actividad comercial. Los interesados, en este caso, también cuentan con un mes de plazo, a contar a partir de mañana, para presentar sus solicitudes. El objetivo de esta convocatoria es contribuir a la creación de empleo de calidad y a la fijación de población en el rural gallego, al tiempo que se impulsa el equilibrio de la oferta comercial en las zonas menos pobladas.

Así, se priorizarán las iniciativas que se desarrollen en los municipios más pequeños, así como aquellas que incorporen más espacios para la comercialización de productos locales. Además, se priman los proyectos que incorporen un mayor número de puntos de venta, la adopción de medidas de Responsabilidad Social Empresarial, la utilización de las nuevas tecnologías o la supresión de barreras arquitectónicas, además de la incorporación de energías alternativas o el reciclaje o eliminación de residuos.

Los ayuntamientos que pongan en marcha un Espacio Activo deberán desarrollar además actuaciones de difusión, asesoramiento y formación dirigidas a las personas interesadas en la iniciativa, contemplando aspectos como el aumento de la rentabilidad del puesto de venta con técnicas de visual “merchandising”, la colocación del producto y la atención al cliente.