• Feijóo invitó a los gallegos a que “hagan suyo” el Monte Gaiás, que ya cuenta con un bosque con más de 7.000 árboles, un jardín literario y dos parques infantiles
  • El titular del Gobierno gallego inauguró los nuevos espacios exteriores de la Cidade da Cultura
  • Subrayó que entre los árboles discurrirá una templada red de sendas peatonales, con una longitud aproximada de 3.700 metros, señalizadas y dotadas con mobiliario urbano, cierres metálicos y con unas entradas acondicionadas para que acceda el público, desde la avenida Diego Bernal o desde la Cidade da Cultura
  • Avanzó una segunda fase que incluirá una intervención sobre el lago situado al nordeste de la Cidade da Cultura; la regeneración medioambiental de las zonas degradas del monte y la instalación de un sistema de iluminación que realce la arquitectura de los edificios del Gaiás

160425075

 

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, invitó a los gallegos la que “hagan suyo” el Monte Gaiás, que ya cuenta con un bosque con más de 7.000 árboles, un jardín literario y dos parques infantiles. “Buscamos traer y atraer vida a la Cidade da Cultura, acercar el Gaiás a Santiago y a sus visitantes, crear más opciones de ocio al aire libre, en definitiva, hacer que el Gaiás se convierta en una parte importante de la capital de Galicia”, afirmó.

Más al por menor, Feijóo explicó que este plan cuenta con tres actuaciones concretas: el Bosque de Galicia, con una red de sendas peatonales iluminadas con focos de bajo consumo y que unirán la cumbre del monte con las brañas del Sar; el Jardín Literario, un espacio de reivindicación de los poetas y escritores gallegos y que está situado en el espacio que, en el proyecto original, ocupaba el Centro de Arte Internacional, y dos áreas infantiles de ocio, una de ellas figurativa y la otra abstracta.

En lo tocante al Bosque de Galicia, el titular de la Xunta resaltó que “esta alfombra verde” que conecta Santiago con la Cidade da Cultura cuenta ya con más de 7.000 árboles autóctonos como robles, abedules, espinos, madroño, abelleiras, arce, fresno, castaños, las hace, cerezos y serbal de los cazadores. Asimismo, este “pulmón verde de Santiago” dispone de zonas de descanso y un mirador que ofrece una vista muy poco conocida de la ciudad.

Entre estos árboles discurrirá una templada red de sendas peatonales, con una longitud aproximada de 4.000 metros, señalizadas y dotadas con mobiliario urbano, cierres metálicos y con unas entradas acondicionadas para que acceda el público, desde la avenida Diego Bernal o desde la Cidade da Cultura.

Hace falta destacar también que estas sendas estarán abiertas todos los días de siete de la mañana a once de la noche y estarán iluminadas con un sistema LED de bajo consumo. Este sistema se completará con una estación fotovoltaica instalada en la cumbre del monte, que contribuye a la recuperación de la energía.

Jardín Literario y parques infantiles
En relación al Jardín Literario, Feijóo subrayó que este espacio está concebido para acercarse al arte en todas sus vertientes: “Queremos que la gente lío en este Jardín y que asista a los conciertos, recitales y obras de teatro que se llevarán a cabo en su auditorio al aire libre”, explicó. En esta zona, que ocupa algo más de una hectárea, se plantaron árboles de 14 especies diferentes, distribuidas en forma de hojas de libros y que están acompañadas de placas con citas literarias de escritores gallegos.

Además de agradecer el trabajo de la Escuela Gallega del Paisaje de la Fundación Juana de Vega, el responsable del Gobierno gallego destacó que los nuevos espacios exteriores del Gaiás cuentan con dos áreas infantiles de ocio. Una de ellas es abstracta, está cerca de las Torres Hejduk y cuenta con bambanes con formas que estimulan la creatividad de los cautivos. Lo otro es un parque figurativo, el Parque de la Balea, que homenajea a un de los grandes artistas plásticos gallegos, Urbano Lugrís, que diseñó grandes monstruos marinos como tributo a los antiguos cazadores de ballenas de la Costa da Morte.

El presidente avanzó también que se está ya a concebir la segunda fase del Plan de Humanización. “Incluirá una intervención sobre el lago situado al nordeste de la Cidade da Cultura, limitando con la parroquia del Viso, para ofrecer un nuevo área de ocio a los vecinos; la regeneración medioambiental de las zonas degradas del monte y la instalación de un sistema de iluminación que realce la arquitectura de los edificios del Gaiás”, dijo.