• La regidora valora positivamente los seis primeros meses de gobierno local y anuncia la creación del primer Reglamento de Participación Ciudadana para el municipio

María González Albert (BNG) cumple medio año al frente del Concello de A Rúa. Pasará a la historia como la primera mujer alcaldesa que ha tenido este municipio . Para ella es todo un “orguio” pues no imaginaba que iba a llevar el bastón de mando municipal.  En tan poco tiempo, María  González Albert  ha demostrado tener una actitud conciliadora y, sobre todo,  sentido común. Su apuesta es clara: abrir el Concello a los vecinos y  ejercitar la transparencia.

María González Albert, regidora de A Rúa

María González Albert, regidora de A Rúa

 

El balance que realiza de estos primeros seis meses es positivo si bien “cando cheguei á Alcaldía,  o Concello estaba nunha situación de paralización. Neste tempo, tratei de reactivar a actividade do Concello, facer as cousas con transparencia e abrir ó Concello á xente, e neste sentido  xa estamos a preparar un Regulamento de Participación Cidadá, que será aprobado no vindeiro ano”.

La parte negativa para la regidora está en la situación económica, “dificultades financieiras que fustran moito pois sabes o que tes que facer pero non hai cartos para acometelo”.

En cuanto a la relación con el PSOE, con el que gobierna en coalición,  y más concretamente con el teniente de alcalde, Luis Fernández Gudiña,  al que deberá pasar el relevo de la Alcaldía dentro de dos años, señala que a cousa vai ben”, hasta el punto que “non tivermos que reunirnos para o seguimento do pacto. Non ten adicación exclusiva e ven todos los días ó Concello, falamos a diario, e podemos ter opiniones políticas diferentes, lóxicamente, pero hai un entendimento bó”.

Sobre el grupo municipal del PP como oposición señala que “eu faría oposición de xeito diferente, de xeito xa a fixen.  Ás veces se equivoca como sucedeu recentemente cas contas das festas. Agora mesmo nin facilita a laboura do gobernó local nin a obstaculiza”. Y reitera lo que ya ha manifestado en más de una ocasión en un pleno: “da a impresión que os populares teñen o costume de que cando non gobernan lles interesa que outras Administracións abandonen A Rúa y esto é unha forma de facer política anticuada, de hai máis de 15 anos”. En este sentido esgrime que “a situación económica é a que é.  Parece que o PP quere remar en contra do Concello, pero eu sería a primeira en felicítalo públicamente si conseguise calquer cousa ou obras para A Rúa, non tería ningún inconvinte, todo o que veña para a Rúa é benvido”.

María González AlbertMaría Albert es partidaria de hacer las cosas por las buenas pues “somos adultos e responsables”, enemiga de “conflictos directos” y amiga “da honestidade”. Y lo que más le gustaría conseguir como alcaldesa es algo que no es visible: solucionar los problemas de abastecimiento que hacen mella en la localidad pues “a auga é de boa calidade pero temos problemas en barrios como o de Vilela e estamos buscando unha solución. Temos unha primera fase renovada e nos faltan dúas máis e iso me gustaría acadar para A Rúa”.

Concluye que  “chegar a ser alcaldesa é todo un orguio e unha responsabilidade grande”. Considera que en términos generales y sociales,  “parece que por ser muller hai que demostrar dez veces mais o que vales”, si bien cree que lo más importante es que “estamos a traballar por A Rúa”.

Y por ser la primera mujer alcaldesa de A Rúa,  su foto quedaría estampada en la Consistorial como el único rostro femenino, hasta ahora, de no ser porque, a diferencia de otros ayuntamientos de la provincia,  no existe la colección de fotografías de alcaldes del último siglo,  una exposición de retratos que a ella le parece completamente innecesaria o irrelevante pues lo importante es contribuir desde la política a mejorar la calidad de vida de los vecinos del municipio.