• La joven de A Rúa es la autora de “Una idea, un viaje” y ha pasado 8 meses recorriendo países de Sudamérica, Asia y la India

Su espíritu aventurero le llevó a iniciar una vuelta al mundo que sólo es el principio de un modo de vida que ama. Eva Abal Terrón,  natural de A Rúa y  de 33 años , partió el 6 de noviembre de 2014  rumbo a Sudamérica (Ecuador, Bolivia, Perú, Argentina, Chile y Uruguay) y después se fue a Isla de Pascua, Polinesia Francesa, Nueva Zelanda, Sidney  y  sudeste asiático , Indonesia, Singapur, Malasia, Tailandia, Laos, Vietnam e India. Fueron ocho meses viviendo otras costumbres, una experiencia en mayúsculas de la  que ha regresado llena de felicidad.

Eva Abal durante su viaje

Eva Abal durante su viaje

 

La idea de recorrer el mundo surgió porque le encanta viajar  y es autora del blog “Una idea, un viaje” , que cuenta con 10.000 seguidores. Al  tener relación con otros bloggers, “ descubrí que hay algo que se llama vuelta al mundo e investigué  y vi que era posible, porque viajar no es caro si lo haces durmiendo en casas de gente o establecimientos en los que  compartes dormitorio”, dice Eva Abal.

Es ingeniera de telecomunicaciones. Vivía y trabajaba en Santiago:  “Lo dejé todo. La gente me decía qué suerte, pero no es suerte, es valor, porque yo dejé mi trabajo, mi piso… y asumí un riesgo económico. Hay gente que invierte sus ahorros en un coche, que es respetable, pero yo los invertí en viajar. Y es la mejor inversión que hice en mi vida”.

Los sitios que más le llamaron la atención son Isla de Pascua y Galápagos, aunque en general los  lugares “en los que me encontré parques naturales interesantes, fauna y flora porque me gusta mucho la naturaleza. Malasia es un país del que no esperaba nada y estuve allí cerca de un mes y medio. En Tailandia estuve dos meses”.

Eva Abal en la India

Eva Abal en la India

 

Los cinco primeros meses viajó con un amigo y luego lo hizo sola, pero realmente “nunca me pasó nada,  no tengo miedo. Nunca viajas solo  porque en el camino vas conociendo a gente que va siguiendo la misma ruta. Estrechas relaciones muy rápido. Es muy diferente a la vida real donde para conocer a un amigo tardas años.  Los viajeros se conocen a fondo en dos días porque compartes las mismas cosas durante 24 horas”, relata con entusiasmo Eva Abal.

Se define como una persona  aventurera, amiga de los retos de superación, del peligro. “Mi idea es seguir impulsando profesionalmente el blog, dedicarme a ello. Es un blog que recoge no sólo momentos mágicos del viaje, sino también cuando paso malos momentos. Esto es lo que engancha  y lo hace diferente”.

Lo que más echó de menos es a su familia, pero también la comida: “siempre arroz y “nuggets”, matiza, de modo que ahora un caldo casero le sabe a gloria. “La vida en el camino, como viajera, no es como estar de vacaciones 15 días pues hay día que estás enfermo, cansado o te desmoralizas. Pero hay que adaptar la vida viajera a la vida natural y eso es lo que he hecho” .

Destaca que los países recorridos tienen  culturas muy distintas y enriquecedoras. “En mi viaje, cuando ya me acostumbraba al país, aprendía a usar la moneda y algunas palabras, tenía que marcharme.  Uno se adapta muy rápidamente a las costumbres del  lugar. Se aprende mucho. Te abre la mente y te enseña a ser más respetuoso.  Me aporta más el contacto con la gente que ver un templo, por ejemplo. Ha sido toda una experiencia. Y seguiré”.

Ahora acaba de estar en A Rúa cuatro días y ya  se desplazó a Madrid  con el fin de viajar para promocionar unos parques naturales en Lituania, Letonia y Estonia. Después hará un voluntariado en Londres, a cambio de alojamiento.

Eva Abal en la calle Colombia de A Rúa, donde vive, esta semana

Eva Abal en la calle Colombia de A Rúa, donde vive, esta semana

 

Anima a todo el mundo a viajar: “no se necesita que te toque la lotería para viajar”.

Su idea es también participar en el concurso Destino Sudamérica de la compañía Airlines. Si la escogen viajaría por países latinoamericanos durante tres meses. “Yo propuse hacer una ruta en bicicleta por la Carretera Austral,  una de las más bonitas del mundo y luego recorrer Colombia y Brasil.  Mi propuesta es que Sudamérica quiere que vuelva. Y la gente me puede votar en el Facebook para que me elijan”.

Eva Abal desprende vida y alegría por los cuatro costados. Su casa es ahora el mundo.