• Xunta de Galicia, Fegamp y la Federación Gallega del Banco de Alimentos se coordinan para garantizar atención alimenticia a las familias en situación de vulnerabilidad y con menores
  • Las tres entidades firman, un año más, un convenio de colaboración con el objetivo de cubrir las necesidades alimenticias básicas durante el verano de familias con escasos recursos económicos que no reciben otro tipo de ayudas con esta misma finalidad

 

Foto de archivo de Alfredo García en su despacho en el Ayuntamiento de O Barco

Foto de archivo de Alfredo García en su despacho en el Ayuntamiento de O Barco

La Consellería de Política Social, la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) (de la cual es Presidente Alfredo García, alcalde de O Barco de Valdeorras),  y la Federación Gallega del Banco de Alimentos firmaron un nuevo convenio de colaboración con el objetivo de garantizar que las familias con reducidos recursos y con menores bajo su cuidado tengan cubiertas sus necesidades alimenticias en los meses de verano. Este acuerdo, que se está desarrollando desde finales del pasado mes de junio, establece un procedimiento de actuación y coordinación entre las tres entidades para la entrega de alimentos a familias en situación o riesgo de exclusión social con niños/las a su cargo que no sean beneficiarias de ayudas con la misma finalidad y que sean previamente propuestas por los ayuntamientos.

En el convenio se señala que “la situación de crisis económica de los últimos años motiva que muchas familias tengan problemas para cubrir las necesidades básicas por falta de recursos económicos, situación que tiene graves consecuencias se afecta a la alimentación de los y de las menores”. Ante esta situación, la Consellería de Política Social, la Fegamp y la Federación Gallega del Banco de Alimentos coinciden en la necesidad de abordar “de manera conjunta y coordinada las medidas de apoyo a las familias en situación de vulnerabilidad y con menores a cargo que tengan problemas para cubrir sus necesidades alimenticias”. Por eso, las tres entidades suscribieron, un año más, este protocolo de colaboración para hacer posible facilitar la estas familias ayuda alimenticia.

Así, son los servicios sociales comunitarios de los ayuntamientos los que se encargan de determinar las familias destinatarias de esta aportación extraordinaria de alimentos en función de las circunstancias en que estas se encuentren, remitiendo un listado de posibles beneficiarias a la Consellería de Política Social y a la Federación Gallega del Banco de Alimentos. Asimismo, la Política Social contrastará la percepción por parte de esas familias de otras ayudas y prestaciones concedidas por la propia Consellería con la misma finalidad; y la Federación Gallega del Banco de Alimentos comprobará que no se suministraron otras ayudas a las familias que forman parte del dicho listado. Los ayuntamientos deberán indicar un lugar o punto para que los bancos de alimentos hagan entrega de los lotes de productos, en función de su petición, y organizar esa entrega a las familias que los solicitaron. El paquete entregado la cada familia permitirá cubrir las necesidades alimenticias de todas las personas de la unidad familiar.