• Este vecino de Petín realiza de forma artesanal réplicas de embarcaciones históricas y conoce al dedillo las “batallas”, percances y vida de cada una de ellas
Antonio González  Quiroga dedica su tiempo libre a construir las maquetas de barcos

Antonio González Quiroga dedica su tiempo libre a construir las maquetas de barcos

 

Antonio González Quiroga, vecino de Petín,  es un auténtico artesano en el anonimato pues desarrolla una curiosa afición, la construcción de barcos a pequeña escala, maquetas perfectas, en las que no falta un solo detalle y para las que elige cuidadosamente cada uno de los materiales a emplear.

Construye maquetas de barcos desde que tenía  13 años, aunque su profesión nada tiene que ver con agua y embarcaciones pues se dedica a reparaciones y mantenimiento de electrodomésticos.

El Mississipi

El Mississipi

 

Hacer a mano cada embarcación le lleva más de un año, lo que se traduce en una infinita paciencia que no tendría tanta particularidad de no ser porque  conoce al dedillo la historia de cada barco, desde los más actuales hasta los más antiguos, y esto último es lo que le apasiona. “Lo más bonito es saber la historia de cada barco, dónde se hizo, la evolución, qué tipo de tripulación llevaba, la diferencia de tecnología de unos y otros.  Hacer barcos es una satisfacción, pero lo apasionante es conocer todos sus entresijos, lo que más  se disfruta es conocer la historia de cada uno de ellos”, dice  Antonio González Quiroga muy convencido.

Los barcos

Los barcos

 

Según el tipo de barco, emplea materiales distintos desde madera de Brasil, fibras, castaño, cedro, aluminio, cuero y un “sinfín” de elementos que se resumen en una palabra: artesanía.

Expone los barcos en vitrinas de cristal de  su casa, pues “hago colecciones para mí”, dice y de vez en cuando los muestra en alguna exposición o feria.

Otra embarcación

Otra embarcación

 

Y no se le resiste ninguno,  desde la fragata ARA Presidente Sarmiento, el primer buque escuela argentino  del siglo XIX;  el “San Ildefonso”, de la Armada Española, que cuenta con más de 70 cañones y es  del siglo XVIII; el barco francés “Sans Pareil”, del siglo XVII; el primer buque escuela que hubo en España “Juan Sebastián de Elcano”; goletas que traían el té de China a Inglaterra; el “Santísima Trinidad”, del siglo XIX, buque insignia de España con más de 100 cañones, hundido tras la batalla de Trafalgar;  barcos atlánticos y hasta otros de río como “El Mississipi” y cruceros, entre otros muchos.

También construye las casitas (al fondo)

También construye las casitas (al fondo)

 

El más antiguo que ha construido es un galeón que traía oro de América pero le gustan todos y cada uno de los que construye.

Y la afición continúa, día a día, atesorando un gran conocimiento sobre las “batallas”, percances y vida de cada una ellas.

Uno de los barcos construido por Antonio González

Uno de los barcos construido por Antonio González

 

Antonio González Quiroga con sus maquetas de barcos, en Petín

Antonio González Quiroga con sus maquetas de barcos, en Petín